Sopa de otoño

Cuando empieza el otoño empieza una etapa nueva nuestro organismo que se tiene que adaptar a otras temperaturas, y a amenazas de virus, y también empieza otra manera de alimentarse, más adecuada a la estación. Los vegetales de raíz son ideales, nos nutren y refuerzan nuestra energía, y qué mejor que una reconfortante sopa para disfrutarlos! Para darle un toque especial los uní con caldo de miso, raíz de cúrcuma y aceite de coco, todos actúan sinérgicamente a favor de nuestro organismo fortaleciéndolo, nutriéndolo y dando a nuestro paladar una mezcla un punto exótica pero muy interesante! Esta es la receta que hice en el taller de Veritas con productos Amandin.

Para hacerla necesitarás:

Crema de hortalizas, miso y coco

Para 3-4 raciones

80 g de remolacha cruda
150 g de zanahorias
50 g de cebolla
1 cucharada de aceite de coco
1 cucharada de aceite de oliva
300 ml de caldo de miso AMANDIN
100 ml de agua
2 g de raíz de cúrcuma

Pelar las remolachas y la cebolla, raspar o cepillar las zanahorias y cortar en trozos las hortalizas. Rehogar 5 minutos en una cacerola con una pizca de sal y el aceite de coco a fuego medio fuerte, tapar y seguir la cocción a fuego bajo hasta que estén tiernos. Añadir el caldo de miso, el agua, la raíz de cúrcuma y triturar hasta tener una crema.
Servir con unos grisinesIMG_20150925_095738 o galletas sin gluten rotas y unas semillas tostadas.

No hay comentarios aún.

Deja un comentario