Sopa de miso y noodles, muy fácil

Tenia una cajita con sobre de sopa de miso instantánea (una maravilla) y unos fideos nomen en mi despensa. En mi cabeza ya se empezó a formar la idea de una buena alianza. Sólo faltaba ir a la nevera a ver qué más tenia para enriquecer el plato y me encontré con un poquito de judías verdes, unos ramitos de brócoli y tofu. Un buen resultado para un plato improvisado, rápido y reconfortante.

Si quieres hacerlo necesitarás:

1 sobre de caldo de miso (puedes verlo en la sección de “Escaparate”)

40 g de vermicelli japoneses (u otra variedad de cocción rápida)

unos pocos ramitos de brócoli un puñadito de judías verdes (“chauchas”)

dos cucharadas de tofu cortado en cubos

un poquito de semillas de sésamo

Primero cortas las judías verdes (como de unos 3 cm más o menos). Pones a calentar agua y cuando comience a hervir echas el brócoli y lo retiras a los 20 segundos (no hay que cocinar mucho el brócoli!!), seguidamente echas las judías y las cueces unos 4 minutos o hasta que estén un poco tiernas (sin que se pasen tampoco…). Las retiras con una espumadera y en esa misma agua que estará hirviendo, tiras los fideos y los cueces hasta que estén tiernos (2 min aprox). Lo cuelas. Mientras tanto diluye el miso en una taza de agua caliente y (si quieres) saltea los dados de tofu hasta dorarlos. Lo que queda es mezclarlo todo y añadir un poquito de sésamo. Y tómalo antes de que se enfríe!

No hay comentarios aún.

Deja un comentario