Savia de palma canaria

En la búsqueda de nuevos endulzantes me topé con el guarapo, un producto de las islas Canarias (de la Gomera) en el que se utiliza un método totalmente artesanal. El trabajador se ha de subir a lo alto de la palmera cortando las hojas superiores hasta encontrar la zona central o cogollo, les practican unos cortes y lo dejan toda la noche para que la savia vaya brotando. El líquido se recoge al amanecer, se filtra y se cuece durante unas horas (se dice que para que se desarrollen sus cualidades organolépticas). Finalmente se envasa. En las islas se usa tanto en naturopatía (como reconstituyente, o si hay infecciones de orina) o en cocina, como se populariza en muchos restaurantes combinándola con yogur griego.

 

No hay comentarios aún.

Deja un comentario